Cinco consejos del CEO de Tripadvisor para el éxito de nuevas empresas

1.- Estar preparado para el cambio

TripAdvisor no es la primera iniciativa emprendedora de Kaufer. De hecho, empezó en su último año en la Universidad de Harvard, donde una buena idea no triunfó simplemente porque se acomodaron en su normal funcionamiento. Y cuando el mercado empezó a cambiar, la empresa dejó de funcionar. Aprendió así que las empresas tienen que adaptarse a los entornos en los que operan.

2.- Moverse lo más rápidamente posible

Pero no es suficiente con saber adaptarse, sino que es imprescindible situarse entre los más rápidos en esta adaptación. Kaufer nunca deseó aumentar TripAdvisor hasta las dimensiones que tiene actualmente, puesto que emplea a más de 2.000 personas, porque cree que las multinacionales se mueven demasiado lentamente. Para que no sea así, su consejo es agilizar la toma de decisiones y delegar al máximo a lo largo del organigrama.

3.- Generar una demanda sólida

Kaufer opina que lo que más claro debe tener una empresa es para qué sirve su producto y a quién puede servir. Afirma que la compresión de la demanda es fundamental para el éxito, y que hay que trabajarla para conseguir que los usuarios necesiten el producto. No vale con que se planteen que pueda ser útil, sino que tienen que sentirse frustrados si no disponen de él.

Image description

4.- Se capaz de articular las ganancias

Cuando inició la aventura de TripAdvisor, su principal obstáculo era el modelo de negocio, puesto que no quedaba claro cómo iba a ganar dinero una empresa basada en la colaboración entre los internautas. Y hasta que no se estableció un plan de negocio que garantizara los beneficios económicos, no ingresaron ni un dólar. Así que es imprescindible establecer quién va a pagar y cuánto.

5.- Tener una disponibilidad total

Si un emprendedor está pensando en poner en marcha un negocio para así poder trabajar 40 días a la semana y hacer vacaciones siempre que quiera, ya puede dejarlo. Por suerte o por desgracia, estos proyectos requieren, como mínimo en sus inicios, la atención ininterrumpida de su fundador. Paradójicamente, Kaufer afirma que la gestión de la empresa es mucho más difícil en sus inicios que cuando se convierte en una multinacional.

Fuente: http://www.equiposytalento.com/