Envíanos un mensaje

10 Características de los Líderes Dinámicos

A veces cuesta determinar el perfil ideal de un buen líder dado que a veces se los presenta como súper hombres que todo lo pueden, indestructibles y sin rasgos negativos.

Una buena forma de elegir el perfil de un líder es pensando en el líder dinámico. En contraposición con el líder pasivo que le cuesta tomar decisiones o es cerrado, el líder dinámico se conoce a sí mismo, es proactivo, abierto al Feedback o retroalimentación, está ansioso por mejorar, es arriesgado, y aprende de la adversidad. Un emprendedor exitoso, el líder dinámico resume las cualidades de un buen líder.

Warren Bennis en su libro "Conducir gente es tan difícil como arrear gatos: Los líderes se pueden hacer" describe 10 características de los líderes dinámicos.

1.- Se conocen a sí mismos

Saben cuáles son sus talentos y como desplegarlos mejor. Muchos han pasado un período de sus vidas en otro país, experiencia que les ha enriquecido notablemente como personas. Son independientes y cuestionan sus propias suposiciones y creencias. Diversas experiencias de vida les han enseñado a pensar acerca de quienes y que son.

2.- Están abiertos al feedback

Esta cualidad es esencial para ser un buen líder. El líder dinámico asume y escucha las reivindicaciones. Desarrolla la capacidad crítica de ser evaluado por todos los miembros de su organización: pares, subordinados, clientes, etc. Gracias al avance tecnológico se ha simplificado el proceso para crear este tipo de evaluaciones circulares. Smart 360 es un sistema en línea para administrar evaluaciones 360 de manera sencilla y personalizada que te permitirá descubrir tus debilidades y fortalezas para gestionar equipos. Mediante estas evaluaciones puedes obtener un diagnóstico a partir del cual determinar qué programas de capacitación y desarrollo continuo son más adecuados en tu caso.

3.- Les gusta aprender y mejorar

Son grandes indagadores e interlocutores. Siempre buscan mejorar. Tienen propensión al cambio, son receptivos a nueva información y tienen sed de nuevos conocimientos. Los líderes tienen el profundo deseo de levantarse cada día con una visión diferente del mundo y creen que pueden provocar el cambio. A partir de ese momento comienzan a moverse y mejorar.

4.- Apoyan el desarrollo profesional

Los líderes dinámicos no solo deben ayudar a su equipo a desarrollar habilidades y avanzar en sus carreras. También deben tener claras las expectativas y brindar comentarios honestos sobre el desempeño de los miembros de su equipo para que todos logren sus objetivos.

5.- Se comprometen con el trabajo

Tienen una imperiosa tenacidad. Utilizan el ingenio en el trabajo. A veces esta cualidad es difícil descubrirla en una simple charla, pero se confirma conociendo en profundidad a la persona. Puertas afuera en las relaciones interpersonales pueden no ser muy buenas, hasta dejar una mala impresión, pero son extraordinariamente eficaces en su mundo.

6.- Aprenden de la adversidad

Han sufrido varios fracasos en sus vidas. Algunos de ellos han tenido una infancia difícil o han padecido enfermedades crónicas. Los líderes dinámicos estudiados por Bennis enfrentaron la adversidad en una etapa temprana de sus vidas. Ese aprendizaje lo trasladan invariablemente cuando desarrollan a otros, mediante anécdotas y consejos.

7.- Equilibran la tradición y el cambio

Distingue y sabe adaptarse tanto a un entorno conservador como a un entorno cambiante. El buen líder corrige su rumbo continuamente y no teme en afrontar cambios porque es capaz de adaptarse constantemente a nuevas circunstancias.

8.- Poseen un estilo creativo

Es importante ser innovador, pero hay que manejar esta cualidad con cuidado. Es peligroso ser muy creativo si ello te lleva a perder el enfoque sobre lo que quieres conseguir. En un entorno cada día más competitivo, la velocidad es fundamental. Por eso a veces la ventaja competitiva reside en ser capaces de improvisar y reinventarnos constantemente.

9.- Comprenden su entorno

Los líderes deben saber descubrir las capacidades de cada uno de los miembros del equipo, entender que “todos los seres humanos son diferentes” y mostrar sensibilidad con los mismos. Empatizar es por tanto una cualidad indispensable para el líder.

10.- Son buenos mentores y ejemplos a seguir

Otros los toman como ejemplos porque son confiables y saben que siguiendo sus pasos alcanzarán el éxito en lo que hagan. Son respetados y apreciados por los trabajadores cuando se toman el tiempo para entrenarlos y desafiarlos, y no solo cuando están rezagados.

¿Te reconoces con alguna de las cualidades descritas para ser un buen líder? Si es así: excelente, si no, no te preocupes, los líderes se hacen, aunque algunos tengan cualidades innatas, si no te preparas, esfuerzas y cultivas esas cualidades no se van a desarrollar. Si buscas convertirte en un líder dinámico, existen excelentes capacitaciones y programas de formación continua online que te permitirán desarrollar tus habilidades profesionales y ser un mejor líder.

Te invitamos a conocer Smart 360. Solicita una demostración gratuita