Claves para Dirigir una Empresa con Éxito

Dirigir una empresa no siempre resulta sencillo en tanto que cada persona es distinta y dirigir un negocio no es algo que se aprende de un día para otro, necesitando muchos años y muchos errores para adquirir experiencia en ello.

Recuerda, toda actividad empresarial siempre conlleva errores, especialmente en tiempos de cambio rápido en lo que es necesario hacer pruebas para encontrar la mejor manera de innovar y evolucionar. Para tener éxito como emprendedor el objetivo es reducir el número de errores y sobre todo, aprender de los que se cometan. Teniendo siempre presente que muchos grandes empresarios fracasaron antes de conseguir el éxito.

Desafortunadamente no existe un manual en lo que respecta a cómo dirigir una empresa; sin embargo, sí existen toda una serie de consejos que te pueden ayudar sobremanera a convertir tu negocio en un ente mucho más eficaz y, por ende, con mayor ventaja competitiva. El objetivo de este artículo es brindarte las claves para dirigir una empresa con éxito. Reflexionar sobre dichos factores te servirá de orientación para ver dónde te encuentras, si más cerca del éxito o del fracaso.

Saber hacia dónde te diriges

Si no sabes a dónde quieres llevar tu empresa, no sabrás cómo dirigirla. Más del cincuenta por ciento del éxito de la dirección de una empresa reside en tener claro el foco y la dirección. Cuando tienes claro el rumbo que quieres dar al negocio, entonces, las decisiones están mediadas por este factor. Pero además, debe existir una buena comunicación interna en la empresa para que los trabajadores tengan información adecuada.

Comprométete con el negocio y sé auténtico

Cree en ello más que nadie. Si amas tu trabajo, estarás allí todos los días tratando de hacerlo lo mejor que puedas, y muy pronto todos los que te rodean sentirán tu pasión, como una fiebre. Un jefe muestra en la empresa un lado profesional. Sin embargo, los verdaderos líderes que saben dirigir bien un negocio son aquellos que también dejan ver su parte humana en el día a día del trabajo. Son personas cercanas que no se ganan el respeto a través del miedo, sino del ejemplo.

Tener visión de equipo

Si quieres garantizar el éxito de tu negocio necesitas sacar lo mejor de cada uno de los miembros de tu organización, conseguir que haya un buen ambiente de trabajo, en donde todo el mundo aporte ideas y trabaje con decisión y eficacia. Para lograrlo y reforzar el espíritu de equipo en la empresa es aconsejable utilizar con frecuencia la palabra nosotros y asumir los éxitos de forma compartida, pero también, los fracasos. No se debe condenar el error sino asumir que forma parte del juego. Para dirigir una empresa, el emprendedor tiene que transmitir a los colaboradores confianza y seguridad a través de un discurso positivo.

Tomar decisiones

La indecisión es uno de los virus que puede llevar a una empresa a perder dinero sin límites y no darse cuenta de ello. Tomar decisiones ágiles, rápidas y bien informadas es esencial para todo empresario que quiere aprender a dirigir su empresa con éxito.

Saber delegar tareas

No todo podrás hacerlo tú mismo. Si quieres que tu negocio no sea un mero trabajo de auto-empleo, debes aprender a delegar para liberarte y enfocarte en tu tarea esencial como empresario: marcar estrategias, dirigir el negocio, contratar personas y potenciar el talento.

Escucha a todos en tu empresa

Fomenta la comunicación frecuente y transparente ya que permite involucrar a los colaboradores en todos los niveles organizacionales y sentir que su participación y punto de vista es valorado. La retroalimentación de 360 grados es una práctica que le permite a los colaboradores retroalimentarse a sí mismo y dar feedback a su gerente, compañeros o jefe directo, y además, también le permite proporcionar comentarios al respecto. Por lo tanto, es básicamente una ruta bidireccional que facilita la evaluación en el trabajo y ayuda a mejorar la cultura laboral.

Lograr dirigir una empresa con éxito no es tarea fácil. El primer paso para dirigir bien una empresa pasa por tener la humildad de reconocer lo que no se sabe. Los emprendedores tienen que formarse constantemente y para ello, estrategias como la formación continua y planes de desarrollo son la clave para el éxito. Human Learning es una herramienta online comprometida con el aprendizaje, así como con la formación y desarrollo de empresarios exitosos.

Solicita una demostración gratuita de nuestro software