Envíanos un mensaje

10 Reglas de Oro para Administrar Eficazmente Nuestro Tiempo

Frecuentemente en el transcurso del día estamos en muchas tareas a la vez y al final, nos damos cuenta que no hemos podido avanzar los temas pendientes como quisiéramos. Es más, estamos tan inmersos en nuestra propia rutina que no nos damos cuenta qué tanto valoramos ese recurso tan escaso y preciado. Alguna vez te has preguntado, ¿Qué tanto las personas sabemos aprovecharlo realmente? A diferencia de otras cosas, el tiempo jamás se recupera, podemos recuperar dinero, objetos, etc., pero el tiempo no pasa y no hay oportunidad de retroceder.

Por ello, debemos tener la capacidad de organizarlo adecuadamente en los diversos espacios donde nos desenvolvemos. A continuación te damos a conocer 10 reglas de oro para administrar eficazmente nuestro tiempo:

1.- Organízate

Aprende a diferenciar cómo quieres administrar tu tiempo, para ello, quien tiene la última palabra eres tú. Administra tu tiempo de acuerdo a tus objetivos personales y de allí marca la pauta, tratando de cumplir con tus compromisos.

2.- Enumera

Haz una lista de todos los temas pendientes que tienes que realizar, considera todas las ideas que se te vengan a la mente.

3.- Clasifica

Una vez que tienes tu lista de tareas pendientes, debes clasificarlas según las áreas de tu vida (familia, trabajo, estudios, etc.), porque cada área tiene que tener su atención y espacio, no puedes dedicarte más a una que a otra.

4.- Prioriza

Hay veces que desperdiciamos el tiempo de una manera poco provechosa, realizando tareas que no son fundamentales y que incluso podrían ser realizadas por otras personas. Una de las formas más eficaces de mantenerte enfocado en lograr tus objetivos es priorizar. Saber cómo brindarle jerarquía a tus tareas afecta el tiempo que pasa en hacerlas y tu éxito general. Al crear una lista, mejorará la visualización de tus objetivos y así podrás determinar lo que es realmente más importante (o más urgente, que no es necesariamente lo mismo).

5.- Elabora un Plan de Trabajo

Trata de tener los pasos concretos de lo que quieres hacer en tu día a día, esto se traduce en un plan de trabajo. Allí podrás ver que actividades requieren tu atención directa y en cuales podrías solicitar el apoyo de otras personas.

6.- Establece Metas

Te recomendamos considerar dos aspectos muy importantes: diseñar una línea de tiempo y establecer objetivos. Si bien el diseño de una línea de tiempo te dará una idea de cuánto tiempo te llevará alcanzar lo que buscas, el hecho de establecer tus objetivos te permitirá concentrar tu energía en lo que realmente quieres lograr. Estas dos acciones te harán más productivo y te permitirán planificar tu tiempo de manera eficaz.

7.- Delega

Si bien nos gustaría tener disponibilidad de hacer todas las cosas nosotros mismos, a veces no es posible, aprende a delegar algunas tareas tanto en tu hogar, trabajo, estudios, etc., que te faciliten el manejo de tu tiempo, quizás con un pago simbólico algún familiar o amistad te puede ayudar a realizar algunas tareas, de esta forma, no sólo te beneficias tú, sino también ayudas a otras personas.

8.- Sé Práctico(a)

Aprende a ser práctico(a) en tu trabajo, por ejemplo, si tu labor es hacer informes técnicos, cartas, documentos, etc., acostúmbrate a utilizar plantillas de diseño único, esto te permitirá ahorrarte mucho tiempo porque no tendrás que diseñar a cada momento, sino que tendrás la estructura armada lista para actualizarte. Dedica tus energías a lo que realmente te pueda favorecer.

9.- Evita Distractores

Si quieres ser una persona que administra su tiempo con eficiencia, aprende a evitar elementos distractores, por ejemplo, tu programa favorito de TV, tu mascota, los mensajes de texto, Facebook y podríamos seguir años. Pero si quieres hacer bien el trabajo, la planificación es lo que te va a ayudar. Si trabajas en un espacio público o en casa, es clave hallar un sitio tranquilo donde te sientas cómodo para ponerte a trabajar.

10.- Evalúa tus Avances

Trata de elaborar un cronograma de trabajo, donde puedas evaluar los avances que has realizado. Recuerda, el tiempo no es sólo lo que marca el reloj o lo que señala el calendario, está relacionado con nuestra misma esencia como seres humanos, mientras tengamos vida tendremos capacidad de reconocerlo, valorarlo y sobre todo, aprovecharlo. Afortunadamente existen muchas herramientas tecnológicas que permiten la medición de objetivos al mismo tiempo que fomentan la cultura de medición y aprendizaje continuo. Smart Performance es la plataforma que facilita la evaluación de las metas y permite focalizar esfuerzos para alcanzar el éxito.

En resumidas cuentas podemos decir que el tiempo es oro, sobre todo cuando hablamos de gestionar tu empresa. Tanto si estás creando una increíble página web o comenzando un emocionante proyecto. La gestión del tiempo consiste en hacer un uso inteligente del tiempo y hacer un trabajo eficiente y no solo trabajo duro. Para ello, se requiere planificación, paciencia y mucha disciplina. Si estás motivado pero dudas por dónde empezar, ¡no tengas miedo, nadie nace siendo un experto! Para lograrlo, estrategias como la formación continua y planes de desarrollo son la clave para el éxito.

Solicita una demostración de Smart Performance sin compromiso